Son casi las 19:00 del día fijado para la cita. Mensaje! me comunica que mejor 10 minutos más tarde. Ya en el local acordado recibo un segundo mensaje: Estoy de camino, llegando!.

Estos datos dejan claro, al menos a mi, que José Luis Matas-Negrete, director, productor de cine y médico, es una persona de fiar, responsable y cabal con lo que se compromete, porque aunque necesite un empujón “soy algo perrete y me cuesta arrancar” asegura, cuando lo hace no hay quien le pare hasta lograr el objetivo marcado y conseguir esa perfección tan costosa pero gratificante.

Misión conseguida con el cortometraje “Aquel no era yo”, por el que le galardonaron a él y la productora en la que trabaja “Africanauan”, con el Goya en 2013 y la nominación al Oscar en 2014.

Cuento de hadas hecho realidad

Experiencias inesperadas e intensas que dieron paso a una etapa de reflexión, de aminorar el ritmo para aclarar ideas. “Tras el Goya tuve un parón, lo dimos todo en el corto galardonado que se desarrolló en un estado de gracia donde todo salía bien pero nunca pensamos ganar el Goya o nominación al Oscar, me parece de cuento de hadas, nunca piensas que eso va a pasar”.

En ese momento José Luis Matas-Negrete hizo realidad una ficción, de esas que tanto le gustaba disfrutar cuando era niño junto a su madre “de pequeño he visto todo tipo de películas y me llamaba la atención poder contar historias y teletransportarme a otro mundo que me gustaba más que el mío”.

Un mundo que nunca ha abandonado y al que se comprometió solo después de acabar sus estudios de medicina, trabajo que ejerce en Ciudad Real y compagina con el de director y productor ejecutivo, repartiendo su tiempo sin dejar de preparar nuevos proyectos “Actualmente estoy desarrollando junto a mi primo Miguel Angel Maroto Negrete, compositor y guionista, “la búsqueda” un guión al que damos vueltas, perfilando y dando lo toques finales antes de hacer la preproducción y meterme lleno, me apetece rodar, es como una droga, crea adicción”.

 

Ante la pregunta de ¿cuál es su objetivo al rodar un corto?. José Luis nos asegura que no quiere concienciar a nadie “simplemente quiero contar una historia, no me planteo cambiar la vida de nadie,  aunque nunca se sabe”. En ocasiones son determinados cortos o referentes a los que admiras que marcan tu punto de salida o camino, en su caso dos son los personajes, muy dispares, a los que sigue “me gusta mucho Tim Burton y hace muchos años me marcaron sus cortos “Vincent”, corto de animación y Frankenweenie que años después volvió a rodar como película animada,  es una persona muy peculiar que logra desmarcarse del resto, al igual que lo ha conseguido Pedro Almodóvar, que a pesar de la críticas que recibe, no ha llegado donde está por casualidad”.

 

“No existe el cine Castellano-Manchego”.

La labor de producción ejecutiva, que José Luis compagina con su aportación en la parte creativa al lado del director una vez tienen el guión, conlleva varias funciones, entre ellas una algo costosa y poco gratificante como es buscar financiación de la Administración “que no llega fácilmente ya que lo primero en lo que recortar en épocas malas es todo lo relativo al arte y cultura. En España no hay muchas posibilidades. Las administraciones deberían promover la cultura, es importante ayudar con subvenciones, crear un perfil en la región para tener entidad en Castilla la Mancha, no existe el cine castellano-manchego” reitera José Luis quien ve desoladamente como la gente se va fuera cuando tiene alguna idea. “Tengo amigos directores de la provincia que nos gustaría crear una especie de factory y hacer cosas desde Castilla la Mancha, hacer algo a otro nivel, me encantaría”.

 

“Lo  que cuenta es la idea”

Las nuevas tecnologías dan a conocer el trabajo de jóvenes con  gran potencial y creatividad que hacen cortos con pequeñas cámaras incluso con móviles, mucho más interesante en ocasiones que producciones con una factura técnica impecable, anota José Luis, quien asegura que “Lo que cuenta es la idea, hay festivales de cortos rodados con móviles y me parecería genial que todo el mundo tuviera acceso a  equipos técnicos profesionales. Hay gente que tiene muchas cosas interesantes que decir”.

No hay que parar de exponer las ideas que uno quiera transmitir y compartirlas a través de cortometrajes, documentales, incluso animación. “Me encanta la animación, y es algo que nunca hemos hecho en la productora, nos apetece muchísimo, es algo muy creativo y vamos a seguir haciendo proyectos, no vamos a dejar de hacer pequeñas historias”.

 

 

DESECHEMOS TÓPICOS RESPECTO AL CINE ESPAÑOL

España es su país, y donde quiere seguir desarrollando su carrera pero José Luis reconoce que a pesar del buen cine que se está haciendo, el público sigue sin dar una oportunidad al cine español y esto viene de lejos “En francia el cine que más consumen es el francés y aquí no, nos encanta lo de fuera, es cierto eso de que nadie es profeta en su tierra. Hay demasiados tópicos” asegura y reflexiona suponiendo que hubo un momento clave en la historia en que el cine no supo conectar con el público, y ya son varias las generaciones que llevan consigo la idea de que el cine español es de mala calidad y están en un error. “Hay que consumir más cine español, desechar prejuicios y al menos verlo antes de opinar. Tanto cine como público deben hacer un esfuerzo por conectar y desechar estereotipos

 

“Estoy harto de la falsa sinceridad”

Contundente nos asegura José Luis, que la gente confunde la sinceridad con la mala educación, cuando sin ningún reparo y tras preguntarle a qué se dedica, opinan descaradamente que no les gusta nada el cine español ni los médicos, y curiosamente ya son varias la ocasiones “Eso me parece despreciable. ¿A ti te digo  lo que me pareces tú?. La gente  no se corta, y eso no es sinceridad, es mala educación. En un amigo lo pasas, pero no tengo porqué aguantar eso de cualquiera”.

 

“Un poquito de diálogo por favor”

La gente está irascible, agresiva, a la mínima se tiran al cuello, comenta José Luis que aconseja sabiamente no volcar los propios problemas en los demás.  “El ambiente está muy caldeado, a nivel político y social se ha dado un cambio, y es preocupante lo que estamos viendo en el caso de Cataluña, donde creo que lo más acertado es seguir la vía legal, que decidan lo que quieran pero siempre dentro de la legalidad”.

Algo totalmente incomprensible para Matas-Negrete es la idea nacionalista de separatismo en el tiempo en el que vivimos “ yo me considero un ciudadano del mundo, y poner fronteras me parece una involución”. Se acoge a la acertada frase que Josep Borrell utilizó en su discurso contra el nacionalismo “Las fronteras son las cicatrices que la historia ha dejado grabadas en la piel de la tierra a sangre y fuego. No levantemos más fronteras porque bastante dolor hemos tenido que pasar para construirlas” .

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR